Resurgence of Psychedelics

Resurgimiento de los Psicodélicos: Una Perspectiva Histórica de su Aplicación Terapéutica

En algún momento todos nos encontramos flotando entre los finos velos de nuestra realidad conocida y los reinos místicos. Los misterios de la mente y la percepción humana son tan extraños como fantásticos, pero algunas mentes audaces -científicos, filósofos y almas aventureras- han descubierto herramientas inesperadas para ayudar a descubrir y navegar por las profundidades de la mente. Es posible que hayas escuchado hablar de estas herramientas que expanden la mente en el reciente auge: las sustancias psicodélicas.

Los psicodélicos -poderosos agentes capaces de transformar la conciencia y la percepción humana- han sido objeto de fascinación, temor y estudio riguroso a lo largo de la historia de la humanidad. Desde su antiguo uso en rituales espirituales, hasta su estigmatización moderna y resurgimiento como posibles herramientas de curación, estas sustancias han captado nuestra fascinación colectiva y provocado debates animados a lo largo de las eras.

Entonces, ¿qué tienen de especial estas sustancias? ¿Son simplemente disruptores infames de la sociedad, o tienen una identidad secreta como poderosas ayudas terapéuticas y herramientas invaluables para desentrañar los secretos de nuestro cerebro y conciencia? La respuesta está lejos de ser sencilla y depende en gran medida de perspectivas culturales, médicas y personales.

Una Cápsula del Tiempo: Rastreando Las Raíces de los Psicodélicos

La familia clásica de los psicodélicos incluye miembros conocidos como el LSD, la mescalina, la psilocibina, el DMT y la ibogaína, y también puede incluir sustancias como el MDMA y la ketamina por sus características psicodélicas aunque no alucinógenas.

Estas sustancias de alteración mental -procedentes de plantas, hongos y animales- se han utilizado tradicionalmente en diversas culturas para comunicarse con el reino espiritual. Los registros históricos insinúan el papel influyente que los psicodélicos pueden haber desempeñado en el nacimiento de las religiones y la evolución de la conciencia humana.

En nuestras sociedades occidentales arraigadas en el cristianismo, podríamos fruncir el ceño ante el concepto de buscar una conexión divina a través de estados de conciencia no ordinarios producidos por sustancias psicoactivas.  Pero las sociedades tradicionales de todo el mundo podrían discrepar. Desde las tribus Bwiti de África Occidental, que utilizaban el árbol Iboga, hasta las Primeras Naciones norteamericanas, que están en comunión con el cactus Peyote en sus ceremonias espirituales, la naturaleza siempre ha sido venerada. Incluso se cree en las tribus mazatecas de México que los hongos sagrados brotaron donde cayeron las lágrimas de Cristo.

Las prácticas modernas con plantas sagradas incluyen el uso amazónico de la ayahuasca (una mezcla de plantas rica en DMT), la reverencia de las Primeras Naciones de América del Norte por el cactus peyote (que contiene mescalina) y la fascinación mundial por los hongos mágicos (repletos de psilocibina).

La Búsqueda Psicodélica Moderna


Desde los días de apogeo psicodélico de la década de 1960 hasta hoy, los investigadores han desafiado las profundidades psicodélicas, explorando estas sustancias como posibles puertas a experiencias místicas e incluso divinas.

El Dr. Albert Hofmann, famoso por su encuentro accidental con el LSD, desencadenó una ola de investigación psicodélica en la década de 1950. Pero a pesar de su larga historia de uso tradicional, la investigación psicodélica sufrió un duro golpe a mediados del siglo XX. En el mundo occidental, el miedo a los movimientos contraculturales de la década de 1960 provocó una vilificación y criminalización a gran escala de estas sustancias. El Convenio de las Naciones Unidas de 1971 sobre Sustancias Psicotrópicas puso el último clavo en el ataúd, imponiendo la prohibición a nivel mundial.

A pesar de estos obstáculos, la investigación psicodélica sobrevivió, aunque en su mayoría en secreto, con terapeutas y científicos tenaces que continuaron investigando estas sustancias por su potencial terapéutico. Investigadores y defensores revolucionarios como Rick Doblin de MAPS, Amanda Fielding de la Fundación Beckley y Stanislav Grof, quien desarrolló la psicoterapia transpersonal y las prácticas de respiración holotrópica basadas en la experiencia psicodélica, continuaron abriendo el camino en las edades oscuras. Actualmente, se acepta y explora el uso de psicodélicos como el LSD, la psilocibina y el MDMA para potenciar la psicoterapia, fomentar la empatía y ayudar a los pacientes a abordar traumas pasados.

Los Psicodélicos irrumpen en la Psiquiatría: Una Revelación Inesperada

Al igual que el microscopio revolucionó la biología, los psicodélicos podrían brindarnos conocimientos revolucionarios sobre el funcionamiento de la mente humana. Podrían ser la clave para profundizar en el conocimiento de nuestro cerebro, explorar fenómenos extraordinarios como la percepción extrasensorial o las experiencias cercanas a la muerte, e iluminar los cambios neurofisiológicos durante los estados meditativos.

Está surgiendo una creciente aceptación de las sustancias psicodélicas en entornos terapéuticos, a medida que las organizaciones de salud mental e institutos de investigación descubren nuevos datos de ensayos clínicos e investigaciones intensivas. Este nuevo conocimiento está impulsando la defensa de la despenalización y reintroducción de estas sustancias para la investigación y uso médico.

Los ensayos clínicos actuales están analizando compuestos como la psilocibina (hongos mágicos), LSD, MDMA y ketamina. Los ensayos a menudo incluyen a participantes que luchan contra condiciones como la depresión, la ansiedad, el trastorno de estrés postraumático y los trastornos por uso de sustancias, y que no han experimentado una mejora significativa con los tratamientos tradicionales. Estos ensayos no se limitan a medir la seguridad y eficacia, sino que buscan integrar estas sustancias en un marco más amplio para el tratamiento de la salud mental.

El Panorama de la Legalización


El renacimiento psicodélico está aprovechando una ola de datos prometedores sobre los posibles beneficios terapéuticos de estas sustancias, lo que ha llevado a muchas regiones, principalmente en América del Norte pero también a nivel global, a reconsiderar sus sistemas legales.

En 2021, la Administración de Bienes Terapéuticos de Australia (TGA, por sus siglas en inglés) dio un paso monumental al reclasificar el MDMA y la psilocibina de la Lista 9 (Sustancias Prohibidas) a la Lista 8 (Drogas Controladas), lo que permite su uso en ensayos clínicos y tratamientos futuros. Esto convierte a Australia en el primer país del mundo en reconocer formalmente el uso terapéutico de los psicodélicos.

¡No te preocupes, Estados Unidos no se queda atrás! Oregon lideró el movimiento en noviembre de 2022 al legalizar la psilocibina, el ingrediente activo de los «hongos mágicos», para uso terapéutico. Aunque no es legal para uso recreativo, la Medida 109 permite el uso médico regulado de la psilocibina.

Entre 2019 y septiembre de 2022, tuvo lugar un cambio intrigante en el mundo de la legislación de drogas. Según un estudio en JAMA Psychiatry, 25 estados de Estados Unidos consideraron 74 propuestas nuevas con el objetivo de flexibilizar las leyes sobre psicodélicos. Han logrado avances reales, ya que 10 de estos proyectos se han convertido en ley en siete estados.

Los protagonistas principales son la psilocibina, mencionada en un asombroso 90% de estas propuestas, y el MDMA, mencionado en más de un tercio. La dirección del cambio es clara: más de la mitad de estas propuestas buscaban relajar las sanciones, mientras que otras pedían explícitamente la despenalización.

En noviembre de 2022, la Asociación Multidisciplinar para Estudios Psicodélicos (MAPS), ONG estadounidense, completó su segundo ensayo de fase tres utilizando MDMA para el tratamiento del trastorno de estrés postraumático (TEPT). Los datos prometedores, aunque no publicados, reflejan resultados positivos similares al primer ensayo de fase tres de MDMA de MAPS en 2021. Basándose en estos hallazgos, MAPS planea solicitar la aprobación de la FDA, con el objetivo de obtener la aprobación potencial para el 2024.

Estos cambios reflejan un cambio en la actitud de la sociedad,  que reconoce el valor potencial de los psicodélicos cuando se usan de forma responsable y bajo la guía de profesionales.

Si estás en Estados Unidos, puedes seguir de cerca estos rápidos cambios legislativos utilizando un práctico rastreador digital proporcionado por Psychedelic Alpha.

Posibilidades Emergentes: Un Vistazo a lo que Viene


Estos cambios han abierto la puerta al uso clínico de sustancias como la psilocibina, MDMA, ketamina y marihuana. La creciente legalización de la marihuana tanto para uso médico como recreativo, podría servir como modelo para regular otros psicodélicos.

Las startups en el campo de los psicodélicos están floreciendo y se espera que su crecimiento se dispare entre 2023 y 2025. Circulan noticias emocionantes dentro de la industria, sugiriendo que este podría ser el año en que se apruebe el uso médico del MDMA. Por lo tanto, es un momento emocionante con mucho potencial para avances en la investigación y terapias psicodélicas.

Sin embargo, es importante recordar que los psicodélicos no son ampliamente legales o de libre acceso. Aparte de algunas excepciones, el acceso a estas sustancias suele estar restringido a ensayos clínicos o uso médico recetado. Por ejemplo, la ketamina se está utilizando cada vez más para tratar la depresión en Estados Unidos, pero se administra bajo la supervisión de un proveedor de atención médica o se receta como un spray nasal (esketamina).

El futuro promete ser próspero en el campo de la investigación psicodélica. Con la creciente evidencia que respalda los beneficios terapéuticos de estas sustancias y el creciente apoyo público y político para su uso regulado, es probable que veamos más regiones reconsiderando su postura sobre los psicodélicos.

Recursos

Artículos relacionados y enlaces adicionales

Únete para sanar: Tu contribución, la transformación de Puerto Rico.

Embarca en un viaje de transformación con la Fundación Pravan. Tu generosa donación se convierte en un faro de esperanza, iluminando el camino hacia el bienestar mental para innumerables individuos en Puerto Rico. Juntos, derribemos barreras, dando paso a una nueva era de salud mental y bienestar.

Haz la diferencia hoy: tu contribución es la piedra angular del cambio, la curación y la esperanza renovada en toda la isla. Únete a nosotros y sé el cambio que Puerto Rico necesita. Únete para sanar, únete para transformar, únete para un mañana más brillante.

Scroll al inicio